Inicio > Cursos > David Bernardo López Lluch: “La agricultura ecológica debe basarse fundamentalmente en recursos renovables integrados en sistemas agrícolas locales”

David Bernardo López Lluch: “La agricultura ecológica debe basarse fundamentalmente en recursos renovables integrados en sistemas agrícolas locales”


Con la apertura del periodo de matriculación en el  Curso Experto Universitario en Diseño, Desarrollo y Aprovechamiento de Huertos Urbanos y Huertos Ecológicos Escolares hemos querido profundizar en el tema de la agricultura ecológica y la puesta en marcha de un huerto ecológico y para ello hemos hablando con David Bernardo López Lluch, uno de los responsables del curso.

David Bernardo López Lluch

David Bernardo López Lluch

– El interés por cultivar nuestras propias verduras y hortalizas está despertando en muchos ciudadanos ¿cuáles son los primeros pasos para montar un huerto urbano ecológico?
Primero debemos plantear qué queremos y después informarnos desde un punto de vista agronómico de nuestras posibilidades.
La agricultura ecológica debe basarse fundamentalmente en recursos renovables integrados en sistemas agrícolas locales. Para minimizar el uso de recursos no renovables, los residuos y los subproductos de origen vegetal y animal deben reciclarse mediante la reposición de nutrientes en la tierra. La producción vegetal ecológica debe contribuir a mantener y aumentar la fertilidad del suelo así como a la prevención de la erosión del mismo.
Las plantas deben nutrirse preferiblemente a través del ecosistema edáfico en lugar de mediante fertilizantes solubles añadidos al suelo.
Los elementos esenciales del sistema de gestión de la producción vegetal ecológica son:

  • La gestión de la fertilidad del suelo
  • La elección de especies y variedades
  • La rotación plurianual de cosechas
  • El reciclaje de las materias orgánicas y las técnicas de cultivo

– ¿Este interés por la agricultura agricultura ecológica y los huertos urbanos es un síntoma de que se está despertando la conciencia ecológica en la ciudadanía española?
Es una pregunta difícil de contestar ya que encierra algunas trampas. En primer lugar, ¿cobra importancia realmente o figura en ciertos titulares? En segundo lugar, ¿tiene sentido un huerto urbano en un entorno como el nuestro en el que hay huertas alrededor del municipio? ¿no tendría más sentido recuperar el concepto de huerta? Además ¿existe realmente conciencia ecológica o cierto segmento de la población lo ve como una posibilidad de diferenciarse?
Creo que el “auge” tiene más que ver con el ocio o con la atención a ciertos colectivos que con otro tipo de conceptos… por lo menos en nuestro entorno. Es cierto que algunas personas empiezan a hablar de ideas como “soberanía alimentaria”, “biodiversidad”, “semillas tradicionales”, producción local” pero es una minoría, aunque muy concienciada. En cierta manera, los métodos de producción ecológicos desempeñan un papel social doble, aportando, por un lado, productos ecológicos a un mercado específico que responde a la demanda de los consumidores y, por otro, bienes públicos que contribuyen a la protección del medio ambiente, al bienestar animal y al desarrollo rural. Al final, se trata de eso…

«Los métodos de producción ecológicos desempeñan un papel social doble, aportando, por un lado, productos ecológicos a un mercado específico que responde a la demanda de los consumidores y, por otro, bienes públicos que contribuyen a la protección del medio ambiente, al bienestar animal y al desarrollo rural.»

– La agricultura ecológica se asocia en ciertos casos con creencias en ciertos aspectos relacionadas con la alquimia ¿qué hay de ciencia y que hay de magia en el cultivo ecológico?
Ahí si que soy muy tajante. El pensamiento mágico no tiene nada que ver con la agricultura. Una cosa es que los cultivos y la “agricultura tradicional” tuviesen en cuenta los ciclos, las estaciones, etc. y otra muy distinta es que demos pábulo a un montón de tonterías.
El Reglamento (CE) n° 834/2007 del Consejo, de 28 de junio de 2007 , sobre producción y etiquetado de los productos ecológicos define: “La producción ecológica es un sistema general de gestión agrícola y producción de alimentos que combina las mejores prácticas ambientales, un elevado nivel de biodiversidad, la preservación de recursos naturales, la aplicación de normas exigentes sobre bienestar animal y una producción conforme a las preferencias de determinados consumidores por productos obtenidos a partir de sustancias y procesos naturales. Repito… nada que ver con la alquimia… ni nada de eso…

– La polémica también acompaña a la producción ecológica y existen defensores y opositores en torno a si son más saludables o no que los productos convencionales.¿Son más sanos o son más sostenibles los productos ecológicos?
Otro tema que hay que dejar claro… y ser muy tajante… Está claramente demostrado que la producción de alimentos ecológicos presenta mayores beneficios para el medioambiente que la agricultura convencional. Sin embargo, a lo largo de los últimos años se han publicado una serie de artículos en las mejores revistas científicas internacionales de alimentación que no solamente avalan que los alimentos ecológicos no son mejores nutritivamente que los alimentos tradicionales, sino que además demuestran que los alimentos tradicionales no implican mayor riesgo para el consumidor, en términos de salud pública, que los alimentos ecológicos.

– Eso quiere decir que los alimentos ecológicos no son más sanos que los convencionales.
Diferentes grupos de investigación pertenecientes a todo el mundo han evaluado el efecto de la producción ecológica de aceites, vinos, frutas o verduras ecológicas sobre la concentración de diversos nutrientes tales como ácidos grasos, vitaminas, minerales, carotenoides, polifenoles y muchos otros componentes de alimentos vegetales, así como su capacidad antioxidante y otras características propias de este tipo de productos. Los resultados, publicados en revistas de gran relevancia científica como son Food ChemistryJournal of Agricultural and Food Chemistry, Food Research InternationalJournal of Food Science o Journal of Food Composition and Analysis muestran como el perfil nutricional de los productos ecológicos analizados no mejora al de los alimentos tradicionales. Los investigadores implicados en estos estudios llegan a afirmar que los defensores de la producción ecológica deberían buscar otros argumentos, lejos de los nutricionales, para difundir las bondades de estos productos.

Esto también refuta la idea de que los alimentos ecológicos son más seguros para la salud humana.
Diversos investigadores han realizado numerosos estudios comparativos acerca del efecto del consumo de alimentos ecológicos y convencionales sobre la salud humana, evidenciando que no existen diferencias significativas. Además se han publicado estudios rigurosos en revistas como Food Microbiology o Food and Chemical Toxicology sobre las diferencias entre alimentos ecológicos y tradicionales en cuanto a la presencia de contaminantes de origen químico o microbiológico, mostrando como las diferencias entre ambos tipos de producción tampoco son significativas. Este hecho contradice uno de los puntos fuertes de los defensores de los alimentos ecológicos. A pesar de que un análisis superficial podría indicar que, al utilizar menos productos químicos de síntesis, el alimento ecológico podía presentar menor riesgo sanitario, la realidad confirma que los controles sanitarios que hoy se le hacen a los alimentos tradicionales son lo suficientemente exigentes para asegurar el buen estado sanitario de los mismos.

En ese caso al defensor de la agricultura ecológica le queda la baza ambiental, ¿es la producción ecológica más respetuosa con el medio ambiente que la agricultura intensiva?
Es absolutamente cierto que los productos agroalimentarios ecológicos son obtenidos a través de una agricultura o ganadería basada en el respeto al medio ambiente, al bienestar animal y al mantenimiento o incremento de la productividad del suelo y su estructura mediante la utilización de técnicas respetuosas con el entorno y que prescinden del uso de productos químicos de síntesis. Debido a ello los perjuicios medioambientales que se originan en su producción son claramente inferiores a la de los productos convencionales.

– ¿Es hora de hacer una reflexión en torno a cuál es el enfoque que se debe dar a la agricultura ecológica?
Sí, aunque la respuesta a las dos primeras cuestiones podría resultar demoledora para la producción ecológica, debemos hacer una reflexión. A pesar de que el alimento ecológico no presenta mejores características nutritivas ni sanitarias que el alimento tradicional, el gran beneficio de la producción ecológica sobre uno de los grandes problemas de este siglo XXI, el medioambiente, les hace tener un gran valor añadido.
Debemos potenciar la producción ecológica pero basándonos en realidades científicamente contrastadas y no en tendencias o modas.
Es posible que nos hubiese gustado que los resultados de estos estudios fuesen distintos pero, como afirmó el científico estadounidense Marcus Jacobson: «La ciencia puede descubrir lo que es cierto, pero no siempre coincide con lo que es bueno, justo y humano»

«A pesar de que el alimento ecológico no presenta mejores características nutritivas ni sanitarias que el alimento tradicional, el gran beneficio de la producción ecológica sobre uno de los grandes problemas de este siglo XXI, el medioambiente, les hace tener un gran valor añadido.»

– Dentro de la agricultura ecológica existen distintas técnicas ¿Cuáles son las tendencias actuales a la hora de poner en marcha un huerto ecológico?
A la hora de poner en marcha un huerto, hay que huir de modas y tendencias, ya lo comentábamos antes. Se debe hacer una reflexión previa de qué se quiere conseguir con el huerto, a quién va destinado, qué tipo de suelo tenemos, qué tipo de agua, dónde estamos, etc. Todo eso es lo que valoramos en el curso de Experto Universitario en Diseño, Desarrollo y Aprovechamiento de Huertos Urbanos y Huertos Ecológicos Escolares que impartimos en la EPSO.

– ¿Una de las claves de la producción ecológica reside en las cadenas cortas de distribución?
Como apuntaba antes, sí…rotundamente sí. Es fundamental apostar por al producción local.

– En qué medida puede ayudar el curso de Experto Universitario Experto Universitario en Diseño, Desarrollo y Aprovechamiento de Huertos Urbanos y Huertos Ecológicos Escolares a una persona que desee poner en marcha su propio huerto.
El curso proporciona los elementos necesarios para que el participantes adquiera los conocimientos que requieren el diseño, el desarrollo y el aprovechamiento de un huerto de estas características.

– Otro de los pilares del curso es la creación de huertos ecológicos escolares ¿Qué aporta un huerto en un centro educativo?
Un huerto puede servir para que los alumnos y alumnas alcancen los objetivos de área, ciclo y etapa previstos en el ordenamiento curricular. Además, es extremadamente útil para concretar estos objetivos en alumnado con necesidades educativas especiales.

– Para terminar, teniendo en cuenta que la docencia es a distancia a través de la plataforma online EpsoVirtual¿Qué puede esperar el alumno del curso Experto Universitario en Diseño, Desarrollo y Aprovechamiento de Huertos Urbanos y Huertos Ecológicos Escolares?
El alumno puede poner en marcha su huerto en su casa o venir a la EPSO y desarrollarlo aquí. La docencia semipresencial sólo es una herramienta que facilita el aprendizaje. Nosotros apostamos por que los alumnos vengan a la Escuela… aunque no es obligatorio.

Puedes consultar toda la información sobre Curso Experto Universitario en Diseño, Desarrollo y Aprovechamiento de Huertos Urbanos y Huertos Ecológicos Escolareshttp://umh.es/contenido/Estudios/:tit_fpo_4969/datos_es.html


Categories: Cursos Etiquetas:

6 junio 2014